• Português
  • Espanhol
  • Inglês

Protéjase contra picadas y mordeduras

Contra picadas de insectos

El riesgo de enfermedades como malaria, dengue, chikungunya, zika virus y fiebre amarilla puede ser reducido si fueren evitadas las picadas de mosquitos. Infórmese sobre la ocurrencia de éstas en su destino, así como de otras enfermedades que pueden ser transmitidas por mosquitos.

Observe las siguientes recomendaciones:
  • Procure hospedarse en locales que dispongan de mallas/rejillas de protección en las puertas y ventanas, en áreas de mayor riesgo. O lleve el mosquitero/cortinado.
  • En paseos eco turísticos, utilice ropas que protejan el cuerpo contra picadas de insectos y garrapatas, como camisas de mangas largas, pantalones y zapatos cerrados.
  • Aplique repelente en las áreas expuestas de la piel, siguiendo la orientación del fabricante.
  • En niños con edad inferior a dos años, no es recomendado el uso de repelente sin orientación médica.

Contra mordeduras y otros tipos de accidentes con animales

En caso de contacto accidental, mordida, lambida o arañazo por mamíferos (perros, gatos, murciélagos, o cualquier otro animal silvestre), lave el local afectado con agua corriente y jabón, y procure inmediatamente asistencia médica.

Si tuviera accidentes con animales venenosos (escorpiones, cobras, arañas, abejas y orugas), no realice procedimientos caseros y busque inmediatamente el servicio de salud público local. Durante el socorro, muévase lo mínimo posible. El miembro afectado debe ser colocado en una posición más elevada en relación al cuerpo y el local de la picada puede ser lavado apenas con agua y jabón.

En casos de accidentes con aguas-vivas y caravelas, primero, para alivio del dolor inicial, use compresas heladas (paquetes cerrados de hielo – “cold packs” – envueltos en paños, o agua de mar helada, si es disponible). En seguida, lave el local de la lesión con ácido acético al 5% (Ej. vinagre), sin restregar la región afectada y, posteriormente, aplique compresa de este producto por cerca de 10 minutos, para evitar el aumento del envenenamiento. Es importante que no sea utilizada agua dulce para lavar la lesión y/o aplicación de las compresas heladas, pues puede empeorar el cuadro. La remoción de los tentáculos adheridos a la piel debe ser realizada de forma cuidadosa, de preferencia con uso de pinza o lámina. Procure asistencia médica para evaluación clínica del envenenamiento y, si es necesario, realización de tratamiento complementar.

Evite contacto directo con animales vivos o muertos, y, sobre todo, no manipule esos animales, por más inofensivos que parezcan.

Evite caminar descalzo en áreas de selvas o plantaciones. De preferencia, utilice pantalón y botas de caño alto (que protejan hasta la rodilla).

En el caso específico de arañas y escorpiones, revise ropas y pantalones antes de vestirlos y toallas o capas antes de utilizarlos.

Durante la realización de trillas o caminadas ecológicas, examine cuidadosamente los locales donde fuera apoyarse (árboles, rocas).

Tenga cuidado con abejas y avispas. Ellos son atraídos por sonidos, olores y colores, como ruidos de aparatos de jardinería y de motores de embarcaciones.

No coloque la mano en huecos y madrigueras
Recomendar esta página via e-mail: